Torture in Cuba
Calendar
September 2006
M T W T F S S
« Aug   Oct »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
Archives

Chanet pide al Consejo de Derechos Humanos fórmulas para verificar la
situación en la Isla

Mary Simón, Ginebra

miércoles 27 de septiembre de 2006 17:33:00

Christine Chanet, la representante especial para Cuba de la Alta
Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, aseguro encontrarse en un
atolladero debido al persistente bloqueo del gobierno de La Habana a su
trabajo.

La jurista francesa presentó en Ginebra, por cuarto año consecutivo y
sin haber podido acceder a la Isla, su informe sobre las violaciones de
los derechos humanos en Cuba.

Chanet pidió al Consejo de Derechos Humanos que utilice sus recursos
para romper el estancamiento provocado por la negativa del régimen
cubano a permitir su entrada en la Isla y a colaborar con su trabajo.
Además, volvió a reclamar la liberación de todas las personas detenidas
arbitrariamente en Cuba porque, dijo, no han cometido ningún crimen
contra nadie ni contra propiedades.

Desde la ola represiva de 2003, cuando 75 miembros disidentes fueron
encarcelados arbitrariamente —como ha reconocido el Comité de la ONU
sobre detenciones arbitrarias—, Chanet ha intentado infructuosamente
establecer contacto con las autoridades de La Habana.

En su informe al Consejo, la jurista hizo hincapié en que sería
eufemístico hablar de mejoría en las situación de privación de los
derechos a la libertad de expresión, y alerto de que las condiciones
físicas y psíquicas de los detenidos siguen siendo preocupantes.

Debido al bloqueo oficial cubano, la relatora para Cuba tuvo que acudir
a fuentes diversas para elaborar su informe. En su análisis y sus
recomendaciones tuvo en cuenta la opinión de universitarios interesados
en la situación de derechos humanos en Cuba, de organizaciones
especializadas en esa esfera y de la Comisión Interamericana de Derechos
Humanos.

Las informaciones recogidas, apuntó, le permitieron aseverar que las
condiciones en Cuba no han cambiado.

En su opinión, la “comunidad internacional no debería aceptar que un
Estado pueda escapar a un control, de una parte bloqueando un mecanismo
que él mismo ha puesto en marcha y, de otra, con la no adhesión a los
importantes pactos, como el de derechos civiles y políticos, que Cuba
rechaza”.

Sobre la base de la incongruencia de que un Estado como el cubano pueda
estar en el Consejo y considerando que el bloqueo al trabajo del relator
no puede continuar indefinidamente, Christine Chanet sugirió al órgano
buscar otras fórmulas, otro tipo de mecanismos que facilite la
verificación de la situación en el interior de la Isla.

En la presentación de su informe sobre Cuba, la jurista francesa insto
al Consejo a utilizar sus nuevas prerrogativas para que se apliquen las
reglas, es decir, que los Estados miembros del organismo, y en este caso
Cuba, sean los primeros sometidos al procedimiento de revisión periódica
universal del respeto a los derechos humanos.

El embajador cubano en Ginebra, Juan Antonio Fernández, en su derecho de
réplica no sólo resto credibilidad al informe de Chanet, sino que pidió
la inmediata renuncia de la francesa.

La jurista hizo 10 recomendaciones que incluyen la revisión de las leyes
que limitan la libertad de expresión, en particular la Ley 88 y el
articulo 91 del Código Penal cubano; así como el mantenimiento sin
ningún tipo de excepción de la moratoria de la pena de muerte.

También está entre las recomendaciones que se permita a los cubanos la
libre entrada y salida del país, la apertura de organizaciones no
gubernamentales, incluidas extranjeras, y el pluralismo de asociación,
tanto sindical como política.

En su informe de la situación en 2005, la representante especial
consideró además que “la tensión entre Cuba y Estados Unidos crea un
clima poco propicio para el desarrollo de las libertades de expresión y
de reunión”. Y que “las leyes de Estados Unidos y los fondos destinados
a la edificación de la democracia en Cuba hacen que se considere a los
opositores simpatizantes del extranjero”, lo que “brinda a las
autoridades cubanas la oportunidad de intensificar la represión contra
ellos”.

En cuanto a los motivos de preocupación, Chanet reiteró los expuestos en
sus cuatro anteriores informes, pero hizo énfasis en que no ha habido
señales de mejoría y en el hecho de que los llamados urgentes enviados a
La Habana tanto por la alto comisionado como por otros relatores,
incluidos el de tortura, han sido ignorados.

La jurista mostró también preocupación por el deterioro de las
relaciones con la Iglesia Católica en la Isla, y dijo estar alarmada por
los alegatos de malos tratos presentados por los familiares de los
presos, las condiciones de mala alimentación y falta de higiene en las
prisiones, así como la inexistente o inadecuada atención médica a los
reclusos, muchos de los cuales viven en condiciones de hacinamiento.

http://www.cubaencuentro.com/es/encuentro-en-la-red/cuba/noticias/chanet-pide-al-consejo-de-derechos-humanos-formulas-para-verificar-la-situacion-en-la-isla/(gnews)/1159371180

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *