Torture in Cuba
Calendar
November 2006
M T W T F S S
« Oct   Dec »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
Archives

Reportaje
Con techo de vidrio

Cientos de indocumentados cubanos permanecen detenidos en México en
‘condiciones infrahumanas’.

Michel Suárez, Madrid

lunes 20 de noviembre de 2006 6:00:00

Viven en pequeñas celdas, hacinados, sin más camas que el piso.
Enfermarse allí tiene pecado: ni siquiera pueden acceder a servicios
médicos de primeros auxilios. Salir de la Isla se ha convertido en una
verdadera tortura para cientos de cubanos que se encuentran detenidos en
México por “entrada ilegal al país”, entre ellos Harry.

“Estamos en condiciones pésimas, infrahumanas”, dice Harry a Encuentro
en la Red, vía telefónica. Él es uno de los detenidos en el Centro de
Inmigrantes de Chatumel, estado mexicano de Quintana Roo. De fondo se
siente un murmullo y alguna que otra voz lejana que le recrimina revelar
su nombre a la prensa.

Ahora son 19 los ciudadanos cubanos que se encuentran allí, aunque la
semana pasada había 86. Los han ido trasladando a otros centros del
país, todavía más lejos de la frontera con Estados Unidos. Comparten
celda con ciudadanos de otros países. Malviven como pueden. Según el
testimonio de los cubanos consultados, Chatumel es una película de
horror y misterio.

“Aquí hay personas que han sufrido comas diabéticos y no ha habido
transporte para conducirlos a un hospital. Hay uno que tiene que
inyectarse insulina dos veces al día y no tiene dinero para comprarla;
hay asmáticos sin medicinas”, denuncia uno de los detenidos que ha
preferido no revelar su identidad.

Sobre todo se quejan de que no cuentan con asistencia médica y de la
desidia del sistema penal mexicano.

“Un cubano tuvo un ataque de apéndice, lo llevaron al hospital y no
querían operarlo. Al final, tuvieron que intervenirlo de urgencia y por
poco se muere”, agrega Harry, y cuenta que entre los detenidos hay un
niño de sólo un año de edad, junto a sus padres.

“Ese bebé parte el alma. Ayer sólo le dieron de comida arroz, por la
mañana y por la tarde. Díganle al mundo lo que estamos pasando
nosotros”, denunció.

Nadie sabe nada

La mayoría de los cubanos detenidos ha llegado en “lanchas caseras” a
Islas Mujeres y, luego de ser capturados por la Policía, son trasladados
a los centros de internamiento. Varios de ellos ya han sido enviados al
penal de Tapachula, estado de Chiapas, casi en la frontera con
Guatemala. Un corresponsal de Encuentro en la Red en Estados Unidos
recibió recientemente desde este último centro la comunicación
telefónica de un cubano, quien le explicó que allí las condiciones son
peores. En Tapachula no admiten llamadas del exterior. Los detenidos
sólo pueden hacer uso de la telefonía si poseen tarjetas prepagadas.

“Las cifras de presos son confidenciales, no se facilitan a la prensa”,
afirmó a Encuentro en la Red una portavoz del Instituto Nacional de
Migración de México. Fue imposible obtener la versión oficial de las
autoridades de ese país con respecto al maltrato denunciado por los
cubanos. Sin embargo, la agencia AFP informó esta semana que en 2006
habían sido detenidos 451 cubanos indocumentados en el estado de
Quintana Roo, citando datos del mencionado instituto.

De acuerdo con los presos, las autoridades han explicado que deben
esperar 90 días y pagar 10.000 pesos de multa (casi mil dólares
norteamericanos) para dejarles en libertad y que puedan cruzar la
frontera con EE UU.

“Muchos cubanos que llegan, por la situación que hay en la Isla, no
tienen para pagar eso. Entonces se quedan aquí muchísimo tiempo más”,
explica un afectado, preso en Chatumel. Se da el caso de que por esta
razón ya varios superan la cifra de 100 días detenidos.

Las organizaciones mexicanas de derechos humanos argumentan no tener
constancia de las malas condiciones de los presos. Voceros de Amnistía
Internacional (AI) y de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones
Unidas para los Refugiados (ACNUR) dijeron desconocer el asunto.

“Por el momento Amnistía Internacional no tiene ninguna declaración al
respecto, ya que desconocemos la situación de los ciudadanos cubanos que
menciona y qué derechos se están violando”, respondió a Encuentro en la
Red la delegación de AI en el Distrito Federal, que además solicitó el
texto de este reportaje para evaluar la situación. Por su parte, ACNUR
dijo que “no conoce” todos los casos, sino sólo los que han solicitado
asilo político.

Eduardo Matías López, presidente de la Asociación Cívica Cubano-Mexicana
y de la Casa del Balsero, en México D.F., considera que el tema cubano
es como un tabú: “Ni a ACNUR ni a AI les interesa el caso cubano, a
pesar de que se están violando la Ley General de Población y la
Constitución mexicana”. La Casa del Balsero (www.cubalsero.org.mx) hace
además las funciones de “consulado oficioso de Cuba en México”, cuando
defiende los derechos de los indocumentados, e incluso se encarga de dar
sepultura a los que llegan muertos.

Incoherencia mexicana

En días recientes, México ha desplegado una intensa campaña
internacional en contra del muro que construye Estados Unidos en la
frontera común. Las autoridades aztecas han exigido además a Washington
que respete los derechos humanos de los emigrantes mexicanos y legalice
a millones de indocumentados. Sin embargo, puertas adentro, México
parece hacer justamente lo contrario.

“Le pedimos a las autoridades mexicanas la liberación, para poder llegar
a la frontera, que es el objetivo de todos los cubanos que estamos aquí.
No es problema de política ni de nada, simplemente queremos salir de
aquí”, reclamó con desespero uno de los detenidos.

Desde Miami, la Fundación Nacional Cubano-Americana (FNCA) calificó la
situación descrita de “inhumana y censurable”, y pidió su cese.

“Ese trato es inhumano y representa una violación de las normas
elementales para el tratamiento a reclusos, sea cual sea la razón por la
que se encuentran recluidos”, indicó Omar López Montenegro, director de
Derechos Humanos de la FNCA.

Sin embargo, precisó que esta “no es una acción específica contra los
cubanos, sino que afecta a todos los indocumentados que llegan a México
tratando de cruzar a Estados Unidos, y además se extiende al sistema
penal mexicano”.

Montenegro confía en que con el nuevo gobierno de Felipe Calderón se
registre “una mejoría” en esta situación, aunque valora que “ya bajo el
mandato de Fox había mejorado con respecto a años anteriores”.

“Esperamos una mayor sensibilidad en este tema por parte de este nuevo
gobierno”, afirmó.

Mientras tanto, Los Pinos parece demasiado ocupado en el trato que los
norteamericanos dispensan a los inmigrantes mexicanos, sin poner
atención a lo que sucede dentro, obstáculos a la prensa incluidos.

Dirección URL:
http://www.cubaencuentro.com/es/encuentro-en-la-red/cuba/articulos/con-techo-de-vidrio

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *