Torture in Cuba
Calendar
April 2007
M T W T F S S
« Mar   May »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  
Archives

LOS OBREROS EN LA ISLA PROLETARIA
2007-04-19.
Asdrúbal Caner Camejo

Los planteamientos teóricos de los comunistas desde 1868 hasta nuestros
días, para crear un paraíso al servicio de la clase obrera, se han
desmoronado por su propio peso. Las condiciones de, no sólo los obreros,
sino de todos los trabajadores manuales e intelectuales, alcanzaron las
peores cotas bajo los regímenes comunistas.

Cuba no es una excepción. Al contrario. La miseria y desesperación de
los trabajadores cubanos no tiene comparación con ninguna otra nación
comunista, ni mucho menos con el bienestar alcanzado por los
trabajadores de los países no comunistas.

Recuerdo haber leído unos escritos de Trotsky, donde el ex bolchevique
describía el proceso de sustituciones de la sociedad civil, que ocurren
bajo el comunismo. Decía que, primero, el Partido sustituye a la clase
obrera. Después, el Comité Central del Partido sustituye a todo el
Partido. A renglón seguido, el Buró Político sustituye al Comité Central
y, finalmente, el Primer Secretario sustituye al Buró Político. El Gran
Hermano, con un poder incontestable y sin control, se erige en el Dios
que todo lo puede y al cual se le debe lealtad y sumisión absoluta.

La creación de la llamada "Dictadura del Proletariado" en el período de
transición del capitalismo al comunismo –período que se convierte en una
eternidad– esconde la verdadera naturaleza de los fines comunistas: la
dictadura de un solo hombre, que fusila, asesina, tortura, encarcela y
destierra a diestra y siniestra, sin supervisión ni control. Es la
dictadura de la más salvaje impunidad que ha conocido el hombre moderno,
contra la clase obrera y todos los trabajadores en general.

Al principio, reparte unas migajas, para obtener el apoyo de todos.
Luego, los pone a comer de su mano y su puño de hierro proletario,
aplasta incompasivo el más mínimo resquicio de derechos y libertades.

Amarga y terrible lección para los trabajadores cubanos, que gozaban, en
1958, de un privilegiado status en América Latina.
De El Veraz, de Puerto Rico, extraigo estos elocuentes datos:

"El obrero cubano gozaba desde 1933 de la jornada máxima de trabajo de 8
horas al día con 44 horas a la semana y pago de 48 horas. También se le
confería a todos los trabajadores un mes de descanso retribuido por cada
once meses de trabajo.

Por la Ley 5, de 1955, se les concedió a los trabajadores del transporte
público la jornada de seis horas de trabajo con el pago de ocho horas.

Durante los meses de verano, Junio, Julio y Agosto, por ley, todo el
comercio al por menor y al por mayor cerraba sus puertas a la 1 p.m.
todos los martes y jueves con el fin de que los trabajadores pudieran
disfrutar de las playas, que entonces eran abiertas al pueblo mientras
que ahora son para los turistas y los miembros de la nueva clase dirigente".

Cuba ocupaba el cuarto lugar a nivel mundial en recibir el mayor
porcentaje de remuneración de obreros y empleados en relación con el
ingreso nacional en 1958.

1.- Gran Bretaña con el 74%
2.- Estados Unidos con el 71.1 %
3.- Canadá con el 68.5 %
4.- Cuba con el 66 %
5.- Suiza con el 64.4%

Después del 59 alcanzó los niveles mas bajo de América, al punto que en
la actualidad la profesión de mayor poder adquisitivo es la del médico
con solo 30 dólares mensuales. Se supone que un obrero gana como
promedio 10-12 dólares al mes.

El salario diario promedio en el sector industrial en 1958 era:

1.- Estados Unidos $16.80
2.- Canadá $11.73
3.- Suecia $ 8.10
4.- Suiza $ 8.00
5.- Nueva Zelanda $ 6.72
6.- Dinamarca $ 6.46
7.- Noruega $6.10
8.- Cuba $6.00
10.- Inglaterra $5.75
12.- Alemania Federal $4.13
13.- Francia $3.26

Mi padre, obrero azucarero a tiempo completo, recibía $10 dólares por día.

Los obreros azucareros cubanos antes de la ergástula proletaria,
recibían el llamado salario número 13, resultado del Diferencial
Azucarero y, además, el aguinaldo pascual, una especie de salario número
catorce. Los obreros y trabajadores cubanos tenían derecho al incremento
de sus tasas salariales y respeto a sus derechos laborales. Todo lo
desapareció el gobierno "de la clase obrera".

En los centrales azucareros, entre un 25-30% de los trabajadores
industriales, tenían autos y todos tenían casas, educación, luz
eléctrica, salud y agua gratuitas.

En la actualidad, la situación de la clase obrera y de todos los
trabajadores es insoportable y caótica. Lo característico del paraíso
proletario actual, es una agudísima crisis social y económica, que tiene
al país al borde de una explosión popular.

Hay cerca de un millón de personas en alto riesgo nutricional, pero las
cifras de las carencias alimenticias abarca a toda la población.
La situación de la vivienda – según las cifras del Censo 2002 – es
indescriptible. La falta de mantenimiento y los ciclones han destruido
más de medio millón de viviendas. 1,7 millones de casas necesitan
urgentes reparaciones y hay un déficit de más de 700 mil nuevas
viviendas. De acuerdo con el Viceministro de la Vivienda, se necesitan
40,000 millones.

Según datos de 2005, habían 750 mil personas sin agua potable, pero las
penurias del desabastecimiento de agua es general: el 60% del agua se
pierde en un sistema de acueducto roto y sin reparaciones. Cargar agua
en cubos y comprar agua a los "piperos", es lo cotidiano en gran parte
de la población.

El sistema de transporte está en su peor momento. En unas declaraciones
del mes pasado, el Ministro de Transporte, Jorge Luis Sierra, reconoció
que el sector público está descapitalizado y existen serios errores de
organización y está inmerso en una caótica situación de venta ilegal de
pasajes y hasta robo de mercancías.

La salud pública, otrora bandera propagandística de la dictadura
proletaria, está en bancarrota. Las condiciones materiales,
hiegiénico-sanitarias y de alimentación, así como de atención médica de
los hospitales, crispa los nervios.

Sin recursos y con más de 30,000 médicos en "misones
internacionalistas", salarios irrisorios para médicos y enfermeras, han
puesto al sistema de salud en la quiebra. Miles de trabajadores de la
salud, incluyendo médicos, han desertado del ministerio, para trabajat
por cuenta propia, o en el turismo, o se han ido del país.

El rosario de calamidades del modelo proletario de la isla, es de tal
magnitud, que no puedo abarcarlo en estas pocas líneas. Los que me leen
en Venezuela, México, Chile, Guatemala, Argentina u otros países, deben
sacar sus propias conclusiones.

Como Profesor de Filosofía y Economía marxista en Universidades cubanas,
con más de cuarenta años investigando y analizando la problemática
marxista de los países comunistas y de Cuba, en particular, tengo la más
profunda convicción de que, los graves problemas de nuestros países, no
tiene ninguna, absolutamente ninguna salida, a través del modelo
comunista. Ese modelo, que varios quieren imitar en América Latina, es
el modelo para el más rotundo fracas
o. Guerra avisada, no mata soldado.

Asdrúbal Caner Camejo, Representante del PSC en Canadá.

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=9840

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *