Torture in Cuba
Calendar
March 2008
M T W T F S S
« Feb   Apr »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
Archives

Represión
Sufrimientos ajenos

Como el periodista Juan Carlos Herrera Acosta, otros 54 presos políticos
cumplen un lustro de tortura diaria.

Raúl Rivero, Madrid

martes 18 de marzo de 2008 6:00:00

El tiempo de los inocentes en las cárceles lo tejen los dictadores que
destejen el suyo con la ilusión de hacerse eternos. Una hora en un
calabozo por el delito de pensar es un siglo. Los jueces, controlados
por los totalitarios, no aprenden nunca a leer la esfera de los relojes,
porque trabajan para hacer inmortales a hombres que tienen marcada la
fecha de su muerte.

Por eso, porque las fechas son en esos casos parte de la línea continua
y estable que trazan las dictaduras para controlar las viditas de sus
víctimas, no debo empeñarme en recordar que hoy, hace cinco años,
comenzó en Cuba la Primavera Negra.

Se organizarán de todas formas ceremonias dentro del país y en el exilio
para señalar que ha pasado un lustro y siguen en el encierro y el
sufrimiento 55 hombres inocentes; pero el hombre, el ser humano que está
detrás de las rejas sin almanaque, no notará nada especial. Nada que no
sea el peso de otro día y otra noche, en un territorio que en presidio
casi se puede tocar: el de la muerte.

En estos días, mientras escuchaba aquí en Madrid los relatos que traen
de las prisiones los presos políticos desterrados Pedro Pablo Álvarez,
José Ramón Castillo, Alejandro González Raga y Omar Pernet, uno puede
comprender que la cárcel diversifica el sufrimiento, lo hace infinito,
le pone bordes y sustancia, en situaciones y episodios en sitios donde
la imaginación no había llegado.

Tanto Álvarez como González Raga perdieron a sus madres mientras
cumplían condena. Ellos hablan de un dolor añadido, de una dimensión
inédita del padecimiento, porque aunque les permitan estar unas horas en
las cercanías de la familia, nadie puede aliviar la soledad de un preso,
de un hombre esposado y vigilado por guardias hasta en esos momentos.

Las largas batallas de Herrera Acosta

Entonces, sin la intención de dramatizar ni de lastimar heridas, ellos y
otros amigos del exilio hemos tenido que convenir que, para cumplir con
los caprichos de las fechas y el tiempo real, no el de los prisioneros,
debíamos tener especialmente en cuenta en estos días de marzo al
periodista Juan Carlos Herrera Acosta, preso en la cárcel provincial de
Holguín.

Herrera, de 41 años, corresponsal de la Agencia de Prensa Libre Oriental
(APLO), que cumple una sanción de 20 años de cárcel, acaba de asistir a
la muerte, en un accidente de tráfico, de su única hija, una niña de 14
años: Liannet Herrera.

Las largas batallas de Herrera Acosta durante su encierro arbitrario han
tenido siempre repercusión en la prensa. Incluyen huelgas de hambre en
la famosa cárcel camagüeyana de Kilo 8, protestas junto a otros reclusos
para que se mejore la asistencia médica y la alimentación.

Ha estado muy enfermo, ha recibido maltratos y humillaciones y, en
diciembre de 2006, decidió coserse la boca con alambre para protestar
por la política hostil seguida contra él por los oficiales de la
Seguridad del Estado y los militares de la prisión.

Herrera Acosta sufre ahora mismo problemas de presión arterial,
vitíligo, gastritis crónica, bloqueo cardíaco y una enfermedad no
determinada del sistema óseo. Con todo eso vive Herrera Acosta en su celda.

Han pasado cinco años desde que él fue a parar a la cárcel, pero ya está
dicho: el tiempo allá adentro es infinito y los sufrimientos tienen
otras intensidades.

En este retrato en primer plano del periodista, pueden verse también
rasgos de los otros 54 cubanos que entran ahora en ese lustro de tortura
diaria.

http://www.cubaencuentro.com/es/encuentro-en-la-red/cuba/articulos/sufrimientos-ajenos/(gnews)/1205816400

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments