Torture in Cuba
Calendar
April 2008
M T W T F S S
« Mar   May »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
Archives

ABRIL SALPICADO CON SANGRE
2008-04-21. De la Mesa de Trabajo de Martha Beatriz Roque Cabello,
Información No. 96, Abril 2008
Jorge Alberto Liriano Linares, Desde la Prisión Kilo 7

El empleo de la violencia y la aplicación indiscriminada de tratos
crueles e inhumanos por parte de las autoridades penitenciarias, contra
los prisioneros en la Prisión Provincial Kilo 7, aumenta por días. El
clima de terror desatado en esta cárcel de mayor severidad ubicada en el
centro oriental de la isla, alcanza cifras alarmantes de seres humanos,
gravemente lesionados por los oficialistas en el poder.

Hasta el cierre del 31 de marzo 32 reclusos fueron víctimas de salvajes
golpizas y aterradoras torturas, en su gran mayoría lesionados en la
cabeza, con riesgo eminente para la vida. En Prisión Kilo 7, el mes de
abril se destaca con el mayor índice de criminalidad. Todo indica que el
gobierno cubano aprueba la aplicación de estos métodos degradantes, para
imponer disciplina en el sistema penitenciario a lo largo y ancho de la
Isla.

Abril comenzó con sangre y envíos de urgencias a la Sala de Politraumas
del Hospital Amalia Simoni. Las pruebas están presentes en los cuerpos
masacrados de los presos, muchos de ellos aún sin recuperarse, ni que
logren sanarse sus heridas.

El primero de abril fueron golpeados los reclusos: Roiner Bulgar
Fonseca, de 34 años de edad, Universo Ramos Puerto de 45 años de edad, y
Evelio Manresa Arias de 33 años de edad. Luego de ser lesionados
gravemente por las fuerzas represivas militares que ofician como
custodios en Prisión Kilo 7, fueron destinados al corredor de las
torturas, ubicado en el pabellón de las celdas de castigo, y expuestos a
la crucifixión, desnudos, esposados de las manos a las rejas, a la
altura de un metro del piso, fueron torturados por espacio de 3 días,
sin alimento ni agua para beber.

El día 3 de abril golpean y torturan al recluso Daniel García Rodríguez,
de 39 años de edad; al siguiente día 4 de abril, masacran a golpes al
reo Gerardo Soler Quesada, de 23 años de edad, causándole lesiones
graves en la cara. Unos días después, el 8 de abril, las autoridades
penitenciarias intentan asesinar al preso común de 56 años de edad,
Bárbaro Carmenate García, provocándole varias fracturas en el cráneo,
quien aún permanece hospitalizado, por esta causa.

El viernes 11 de abril, las fuerzas represivas desencadenan una ola de
violencia extrema contra los internos, resultando lesionados los
reclusos Yordanis Gutiérrez Machado, de 26 años de edad; Frank Álvarez
Jiménez, de 32 años de edad y Arciel Sánchez Vázquez de 29 años de edad.
Éstos aún permanecen en las celdas de castigo, expuestos a la tortura de
la crucifixión con las heridas abiertas e infectadas.

Hay que significar que estos crímenes diarios, son ejecutados por un
reducido grupo de militares, los que se autotitulan sádicamente como:
"El escuadrón de la muerte". Integran este clan de sanguinarios
oficialistas al servicio del régimen cubano, los siguientes funcionarios
del Ministerio del Interior: primer teniente Julio Benebén Sánchez,
segundo jefe de Unidad; primer sub oficial Idroelio Sánchez Barrios,
jefe de Orden Interior; subteniente Pedro Durán Cárdenas, segundo jefe
de Orden Interior; teniente Juan Sánchez Vasconcelos, jefe de pelotón de
Orden Interior; sub teniente Maikel Feria Jordis, jefe de Destacamento y
el primer suboficial Daniel Primelles Calas, jefe de pelotón de Orden
Interior. Todos, con un amplio historial de delitos y actos violatorios
contra la integridad física de los prisioneros que data de los años 90 y
que hasta la actualidad permanecen en total impunidad. Aún cuando se
establecen las denuncias oficiales, ante la fiscalía y diferentes
instancias del Estado y del Gobierno.

Este "Escuadrón de la Muerte", conformado por funcionarios del Minint
(Ministerio del Interior), incapaces de controlar su odio y el fanatismo
que el crimen les inspira, continúa torturando y masacrando a sus
víctimas, sin tener en cuenta delitos, violación de leyes
constitucionales y el menosprecio de las más elementales normas de
Naciones Unidas.

Con la sangre derramada hasta esta primera quincena de abril, ya suman
41 los presos víctimas de maltratos corporales, en lo que va de año, en
la prisión provincial Kilo 7. Ya suman 41 los seres humanos internos en
esta prisión que han corrido el riesgo de perder la vida en manos de
militares desalmados, que encubiertos y alimentados por el poder
judicial que les concede el gobierno totalitario de la Isla, imponen por
la fuerza su autoridad.

Responsabilizo por entero a las altas esferas del gobierno, como altos
máximos responsables en lo político y social del Estado cubano, por
pretender ignorar estos crímenes, encubrirlos y estimularlos. La máxima
dirección del país, Fidel, Raúl, Colomé Ibarra y tantos otros conocen el
clima de terror en que viven los presos en Cuba. Ellos dan el visto
bueno a la violencia y a la represión, ellos aprueban la aplicación de
los tratos crueles e inhumanos. El propio gobierno cubano autoriza las
torturas en las prisiones, para mantener el orden.

El destino cruel, insólito de los presos confinados en las más de 200
cárceles y campos de trabajo forzado que sostiene el régimen de la Isla,
obedece a la política hostil del gobierno, un gobierno autoritario que
durante medio siglo en el poder, reconoce en teoría los derechos del
pueblo, pero no garantiza la protección y puesta en práctica de éstos.
Es por ello que en la prisión Kilo 7, miles de prisioneros, aquí
confinados, viven aterrados y con la angustia permanente de sobrevivir
sin ser golpeados, torturados o asesinados injustamente a manos del
"Escuadrón de la Muerte".

http://miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=14998

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments