Torture in Cuba
Calendar
May 2008
M T W T F S S
« Apr   Jun »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
Archives

CARTA ABIERTA AL MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES DE LA REPÚBLICA DE CUBA
2008-05-07.
Rolando Jiménez Pozada, Prisionero Político y de Conciencia, Prisión el
Guayabo, Isla de Juventud

Sr. Felipe Pérez Roque:

El que escribe, Rolando Jiménez Pozada, víctima de una farsa judicial,
por medio de la cual se me impuso injusta y arbitrariamente 12 años de
privación de libertad, en represalia a mis manifestaciones lícitas y
pacíficas, de posición al régimen de gobierno impuesto en Cuba por el
Partido Comunista y sus cómplices.

Por este medio como ciudadano cubano, me dirijo a Usted para ejercitar
mi derecho a la libre expresión y divulgación a mi opinión respecto a:

1º- Sus declaraciones en el "Encuentro de representantes en el exterior
contra el bloqueo y el terrorismo".

2º- La Declaración del MINREX el pasado 17 de abril en el diario "Granma".

3º- La abolición por parte del gobierno de algunas de las prohibiciones
que discriminan y violan los derechos humanos del pueblo cubano.

El encuentro de representantes en el exterior contra el bloqueo y el
terrorismo, celebrado entre el 19 y 21 de marzo pasado en Ciudad Habana,
con la presencia de 129 emigrados, provenientes de 34 países. Emigrados
que no representan la opinión ni el sentir de la mayoría de los más de 2
millones emigrantes de origen cubano en el exterior. Mayoría que no pudo
expresar su opinión, porque los organizadores del encuentro excluyeron a
la mayoría que disiente con el gobierno imperante en Cuba.

En el encuentro Usted y el Sr. Ricardo Alarcón declararon que no existe
diferendo entre la emigración y el gobierno que ustedes representan. Con
lo cual tratan de ocultar y niegan las causas y motivo de la emigración
cubana a partir de 1959. Que fue despojo de sus propiedades y la
imposición en Cuba de un gobierno que privó a sus ciudadanos de sus
libertades y derechos civiles y políticos fundamentales, con el absurdo
pretexto de defender la libertad y soberanía de Cuba.

Los promotores de este gobierno, con el deliberado propósito de
perpetuarse en le poder y arrogarse privilegios en detrimento de los
legítimos derechos de los ciudadanos cubanos. Ignoraron que la libertad
y soberanía de una Nación depende y está condicionada, por la libertad y
disfrute íntegro que sus derechos inalienable tengan los individuos que
le habiten, sin discriminaciones fundadas en la opinión política u otras
lesivas a la dignidad humana.

Por décadas el gobierno que Usted representa, privó a los emigrantes
cubanos del derecho a visitar a sus familiares en Cuba. Solo el interés
por las divisas que podían ingresar a través de ellos al país y, la
agudización de la crisis económica en Cuba, obligó al actual gobierno a
flexibilizar su política migratoria.

Actualmente las autoridades de migración cubanas, condicionan a los
emigrados cubanos el permiso para visitar Cuba, a la obligación de no
ejercitar el derecho a expresar opiniones, ni manifestarse contra el
gobierno imperante en Cuba.

Un ejemplo demostrativo de la falsedad de sus palabras y, que pone al
descubierto la política de exclusión y discriminación contra los
emigrantes cubano del gobierno que Usted representa. Lo constituyen las
palabras de Fidel Castro Ruz en su comparecencia televisiva el 13 de
octubre de 1960. En la que calificó de "Miserables Vendepatrias", a los
médicos, ingenieros y a los técnicos que desempeñaban funciones en el
gobierno o en las empresas nacionalizadas, que ejercitaran su derecho a
emigrar. Condenándolos públicamente a la pérdida del derecho de regresar
a Cuba y de la ciudadanía cubana.

Sr. Pérez Roque, mientras continúen manifestándose en Cuba las causas
que promueven la emigración, como vía para disfrutar en otros países de
las libertades y derechos que en la patria se le privan. Se mantendrá el
diferendo entre la emigración y el gobierno que las promueve con su tiranía.

La declaración del MINREX, publicada el pasado 17 de abril en el diario
"Granma", constituye una muestra más del doble rasero del gobierno a
quien Usted representa.

Mientras se exige al gobierno de los EE.UU. que juzgue o extradite a
Luis Posadas Carriles, por la posible comisión de actos terroristas. Se
continúa oficialmente rindiendo homenajes y alabándose como méritos
revolucionarios, acciones terroristas realizadas contra la Tiranía
Batistiana; en los cuales se puso en peligro la vida de civiles no
beligerantes, y se causaron cuantiosos daños económicos y materiales.

Mientras se exige al gobierno de los EE.UU. de garantizar la impunidad a
Posadas Carriles, el gobierno cubano y sus aliado políticos, brindan
apoyo político, económico, logístico y militar a las llamadas guerrillas
colombianas, a HAMAS y a otras organizaciones de América, Asia y África,
que han perpetrado innumerables actos terroristas en las que miles de
civiles no beligerantes han perdido la vida, han sido víctimas de
secuestro y se ha causado cuantiosos daños a la propiedad social y privada.

Mientras se critica la posible aprobación por parte del gobierno de
EE.UU. del empleo de la tortura en el enfrentamiento al terrorismo, en
el sistema penitenciario cubano, los presos políticos continuamos siendo
víctimas de practicas constitutivas de torturas. Que van desde el
encierro prolongado en celdas tapiadas, golpizas, hasta amenaza y
agresión contra nuestra familia.

Si el gobierno cubano desea realmente que se administre imparcialmente
justicia a los autores de actos terroristas contra el pueblo cubano,
debe comenzar por sentar en el banquillo de los acusados a los
dirigentes del 26 de Julio, que promovieron la ejecución de actos
terroristas como forma para derrotar la dictadura de Batista.

Dirigentes que una vez en el poder justificaron estos actos
calificándolos como heroicos y revolucionarios. Lo cual indujo a quienes
se opusieron a la tiranía promovida por el Partido Comunista Cubano, a
caer en el error de recurrir al terrorismo para combatir a la dictadura.

Porque dicha dictadura había despojado al pueblo cubano de sus
libertades y derechos civiles y políticos fundamentales, imposibilitando
con esto a los ciudadanos poder promover una transición democrática y
pacífica en Cuba.

Para garantizar el triunfo de la justicia contra el terrorismo se impone
la necesidad urgente de exigirle responsabilidad penal no solo a Posadas
Carriles por los posibles actos de terror en los que haya participado.
Se hace necesario exigir responsabilidad penal a Fidel Castro Ruz y a
sus cómplices por las acciones de terror a través de los cuales llegó y
se perpetuó en el poder por más de 48 años.

Hay que exigirle responsabilidad penal a Fidel Castro Ruz y a sus
cómplices por promover en América y en otras áreas geográficas el
terrorismo, a través del apoyo económico, político y militar que les ha
brindado. Se hace necesario exigirle responsabilidad penal a Fidel
Castro Ruz y a sus cómplices, por los cubanos víctimas del sistema del
terror gubernamental instaurado en Cuba por medio del cual se reprime
toda manifestaci&#24
3;n de oposición al gobierno, con el objetivo de infundir
temor a la población cubana y obligarla a abstenerse a manifestar su
oposición del régimen de ser servidumbre impuesta en Cuba.

Sr. Ministro de Relaciones Exteriores, los cubanos reciben con
beneplácito la abolición de parte del gobierno de algunas de las
prohibiciones que discriminan y violan los derechos humanos del pueblo
cubano. El acceso a la telefonía celular, a los hoteles y otras medidas
recientes, mejoran la calidad de vida de los cubanos.

Pero nuestro pueblo conoce, que la raíz del mal y causa principal de las
restricciones y violaciones de los derechos humanos a los cubanos por
parte del gobierno, está en el privilegio que ilícitamente le confiere
el artículo 5 de la Constitución impuesta en 1976, al Partido Comunista
("… ser la fuerza dirigente superior de la Sociedad y el Estado"). Con
la cual se institucionaliza la discriminación por medio de la opinión
política, permitiéndose al PCC subordinar el poder legislativo,
ejecutivo y judicial a los intereses e ideologías del Partido Comunista,
en detrimento de los legítimos derechos del pueblo cubano.

El artículo 5 de la Constitución se contrapone y anula la eficacia
jurídica de dispuesto por el artículo 1 respecto a, que el Estado cubano
ha de ser organizado: "Con todos y para el bien de todos, como república
unitaria y democrática, para el disfrute de la libertad política, la
justicia social y el bienestar individual y colectivo."

Por el privilegio de ser la fuerza dirigente superior de la sociedad y
el Estado, le ha garantizado al PCC promover un ordenamiento económico,
político, jurídico y social que excluye de la participación en la
organización y dirección del Estado, a todos los cubanos que disienten
con la ideología y el interés del PCC; se caracteriza por restringir y
privar a los cubanos derechos como: La libre asociación pacífica, la
libertad de expresión y divulgación de la opinión política, el derecho
de manifestación pacífica, etc. …

Imposibilitándose de esta forma al pueblo cubano para ejercitar su
derecho y participar en la dirección de los asuntos públicos de su país
y a promover una Transición democrática y pacífica en Cuba.

Por lo que si el gobierno cubano desea realmente cumplir con el
compromiso Internacional que contrajo, al firmar el Pacto Internacional
de los Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de los
Derechos Económicos, Sociales y Culturales, tiene la obligación moral de
derogar lo dispuesto por el artículo 5 de la Constitución y las demás
restricciones que imposibilitan a los ciudadanos cubanos ejercitar
íntegramente sus derechos inalienables que como miembros de la gran
familia humana nos asisten.

Redactado en la Prisión el Guayabo, de la Isla de la Juventud a los 29
días del mes de abril del 2008.

[Firmado]

Rolando Jiménez Pozada
Prisionero Político y de Conciencia.

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=15213

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *