Torture in Cuba
Calendar
May 2009
M T W T F S S
« Apr   Jun »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Archives

Publicado el miércoles, 05.13.09
Democracia y derechos humanos
By SERGIO MUÑOZ BATA

Vaclav Havel, el dramaturgo y ex presidente de la República Checa,
denunció esta semana el contrasentido que implica convocar a una
elección supuestamente ''democrática'' cuyos resultados fueron
previamente negociados y de la que resultarán electos candidatos cuya
insolvencia para ocupar el puesto es ampliamente reconocida. Y, aclaro,
en esta ocasión el ex presidente checo no se refería a las reelecciones
de Hugo Chávez ni a su ''democrática'' revolución bolivariana. La
elección a la que se refería Havel es la que tuvo lugar esta semana en
Naciones Unidas para seleccionar a los miembros del Consejo de Derechos
Humanos de Naciones Unidas.

Las aristas del problema que Havel plantea son muchas, entre ellas un
profundo cuestionamiento a la validez de un sistema de selección que es
incapaz de atraer suficientes candidatos para llenar las vacantes
existentes. Le indigna, y no sin razón, que las candidaturas se negocien
en los distintos bloques regionales sobre la base de la conveniencia,
haciendo a un lado los principios. ''Yo voto por ti en este comité y tú
votas por mí en este otro y no importa el tema''; le irrita que no se
tome en cuenta el expediente en materia de derechos humanos de los
países que aspiran al puesto; le mortifica que países democráticos de
Europa del este, de Asia y de América Latina se hagan cómplices abierta
o implícitamente de países que son los principales violadores de los
derechos humanos.

Cómo aceptar, por ejemplo, que un país como China, en el que el gobierno
controla todos los poderes y se atribuye la potestad de ''reeducar'' a
los ciudadanos valiéndose de campos de trabajo, detenciones arbitrarias,
confesiones forzadas y tortura; que un gobierno que persigue a los
defensores de los derechos humanos en su propio territorio gane,
mediante una negociación, un lugar en un Consejo que debe investigar
acusaciones de torturas en otros países.

A quién se le puede ocurrir que Cuba, el único país en América Latina en
el que se prohíbe disentir con el régimen en asuntos políticos,
económicos y sociales; donde se promulgan leyes para silenciar a los
críticos del gobierno; donde se hostiga, intimida y/o encarcela a los
periodistas que no están al servicio del gobierno, pueda juzgar, desde
el Consejo, a países que, a su juicio, deberían ser llevados ante la
justicia por violar los derechos humanos básicos de sus ciudadanos.

Los cuestionamientos de Havel, un hombre que luchó contra el
totalitarismo y por la restauración de la democracia en su patria, no se
agotan en la fallida elección del Consejo de Derechos Humanos en la ONU.
La mayor preocupación de Havel es la persistencia de las llamadas
democracias iliberales en países en los que el pueblo ha elegido sus
gobernantes en un proceso más o menos democrático, pero donde no existe
el estado de derecho, no hay separación real de poderes y no existen los
mecanismos institucionales para proteger las libertades básicas de los
sistemas democráticos clásicamente liberales: libertad de expresión, de
prensa, de asamblea, de religión y de propiedad. Y menos aún se respetan
los enunciados fundamentales de la doctrina económica liberal que
plantea el mercado libre, el libre comercio.

No se trata de poner en duda virtudes esenciales de la democracia como
son las elecciones abiertas, libres y justas. Pero no basta con eso.
''El gran legado de la civilización de Occidente'', escribió Fareed
Zakaria, “es la protección de la dignidad y la autonomía del hombre
contra todo tipo de coerción, venga de donde venga: del Estado, de la
Iglesia, de la sociedad''.

Hoy, en la mitad de los países que están entre la dictadura y la
democracia consolidada se vive una democracia a medias y, en la mayoría
de estos, las violaciones a los derechos humanos son un acto cotidiano.

Este es el tema de fondo en la apasionada defensa de los derechos
humanos que Havel planteó esta semana a propósito de la elección de esta
semana en Naciones Unidas.

SERGIO MUÑOZ BATA: Democracia y derechos humanos – Opinión – El Nuevo
Herald (13 May 2009)

http://www.elnuevoherald.com/opinion/story/448403.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *