Torture in Cuba
Calendar
February 2010
M T W T F S S
« Jan   Mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
Archives

'Ya asesinaron a mi hijo, ya acabaron con él'
Martes 23 de Febrero de 2010 23:35 DDC

El preso de conciencia Orlando Zapata Tamayo ha fallecido este martes en
el Hospital Hermanos Ameijeiras, de La Habana, según informó a DIARIO DE
CUBA Blanca Reyes, representante de las Damas de Blanco en Europa.

En huelga de hambre desde el 3 de diciembre pasado, la salud de Zapata
Tamayo había empeorado progresivamente, a pesar de que estaba siendo
alimentado por vía intravenosa, según declararon hace unos días
familiares y fuentes de la disidencia interna.

Según EFE, varias fuentes señalaron que Zapata Tamayo falleció entre las
15.30 y 16.00 hora local en el hospital Ameijeiras, adonde había sido
trasladado la noche del lunes desde un centro médico para reclusos, tras
el deterioro de su estado de salud.

La noticia de su muerte ha conmocionado este martes a la disidencia
interna y al exilio.

"Hemos confirmado el fallecimiento y es una tragedia casi sin
precedentes", dijo a la agencia DPA el portavoz de la Comisión Cubana de
Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), Elizardo Sánchez.

'Un asesinato premeditado'

La madre del preso, Reina Luisa Tamayo Danger, responsabilizó al régimen
de La Habana por la muerte de su hijo, según una grabación distribuida
por el Directorio Democrático Cubano.

"Ya asesinaron a Zapata Tamayo, ya acabaron con él. La muerte de mi hijo
ha sido un asesinato premeditado", denunció Tamayo Danger con la voz
entrecortada.

"Esta madre, con mucho dolor pero con mucho valor, llevará su hijo hasta
la Carretera a Embarcadero No. 6, de la provincia de Holguín. Allí, al
lado de mi altar, lo velaremos el tiempo que se ha previsto para esto",
apuntó.

Reina Luisa Tamayo Danger dijo que la muerte de su hijo se convertía en
"otro (caso) Pedro Luis Boitel en Cuba, con 86 días en huelga de hambre".

Desde Miami, Janisset Rivero, secretaria nacional adjunta del Directorio
Democrático Cubano, afirmó que "los abusos cometidos contra Orlando
Zapata Tamayo comprueban que la tortura y el terror contra el pueblo son
políticas de Estado bajo el régimen castrista".

"Esta muerte es una prueba de la práctica del terrorismo de Estado", agregó.

El congresista Lincoln Díaz-Balart (R-FL) envió un "emocionado y sincero
pésame" a toda su familia, amigos y compañeros de lucha por "el
asesinato del prisionero de conciencia Orlando Zapata Tamayo a manos de
la tiranía cubana".

En un comunicado, el legislado cubanoamericano señaló que, "como Pedro
Luis Boitel, el mártir Orlando Zapata Tamayo forma parte ya de la más
gloriosa historia de Cuba".

Según Díaz-Balart, "su asesinato por el tirano Fidel Castro y sus
cobardes carceleros, jamás será olvidado, ni prescribirá".

También en Estados Unidos, el senador Bill Nelson, un demócrata de
Florida, acusó a las autoridades cubanas, según Reuters.

"Los amantes de la paz en cualquier parte deberían hallar al régimen
cubano responsable por el destino de Orlando Zapata", dijo en una
declaración.

Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia, dijo a EFE que
"los dos dictadores cubanos, Fidel y Raúl Castro, son directamente
responsables de la muerte de este hombre, porque en prisión le fue
extendida su sentencia hasta 36 años, sin que cometiera ningún acto que
lo justificara".

El activista dijo que Zapata Tamayo sólo exigió que le respetaran sus
derechos humanos, y cambios políticos en la Isla.

"Es un golpe muy grande para la oposición cívica cubana, se ha dejado
morir a un hombre que reclamaba que le respetaran sus derechos. Pero (su
muerte) es un compromiso para redoblar los esfuerzos hasta que termine
el régimen criminal que hay en nuestro país y que ha causado tantas
muertes", manifestó Sánchez.

Una huelga de 86 días

El preso político había iniciado la huelga para protestar por su
traslado desde la Prisión de Holguín, provincia en la que reside su
familia, a la cárcel Kilo 8, de Camagüey, y por los maltratos recibidos
durante su reclusión, entre ellos continuas golpizas.

Zapata, plomero y albañil, era miembro de los opositores Movimiento
Alternativo Republicano y Consejo Nacional de Resistencia Cívica. Fue
arrestado en 2003, acusado de desacato, desorden público y
"desobediencia'', y sentenciado a tres años de cárcel.

En prisión fue declarado culpable de otros cargos, por lo que cumplía
varias condenas que sumaban unos 36 años.

Según Elizardo Sánchez Santacruz, a Zapata lo alimentaban por vía
intravenosa porque él seguía negándose a comer. Su situación, sin
embargo, seguía empeorando.

'Ya asesinaron a mi hijo, ya acabaron con él' – Diario de CUBA (24
February 2010)
http://www.diariodecuba.net/cuba/81-cuba/401-ya-asesinaron-a-mi-hijo-ya-acabaron-con-el.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *