Torture in Cuba
Calendar
May 2011
M T W T F S S
« Apr   Jun »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Archives

Represión

El régimen utiliza a la familia de Soto García para apuntalar su versión
DDC
Madrid 12-05-2011 – 11:12 am.

‘Granma’ repite que el caso es ‘objeto de manipulación por parte de las
transnacionales de la desinformación’ y que la revolución no ha dejado
‘un solo torturado, desaparecido o asesinado’.

Juan Wilfredo Soto García.

El diario oficial Granma publicó este jueves declaraciones de familiares
de Juan Wilfredo Soto García destinadas a apuntalar su versión de que el
murió por “causas naturales”.

Como es norma en los medios de la Isla (todos controlados por el
gobierno), Granma no incluyó entrevistas con personas que pudieran
aportar informaciones contrarias a sus intereses, como disidentes y
otros testigos que aseguran que Soto García, un hombre muy enfermo,
recibió una golpiza de la Policía tres días antes de morir.

El periódico del Partido Comunista dijo que la muerte del opositor es
“objeto de manipulación por parte de las transnacionales de la
desinformación” que realizan una “grosera agresión mediática”.

Citó declaraciones de Rosa Soto García, hermana del fallecido, quien
habría dicho que éste llevaba “una vida muy desordenada y no cumplía las
indicaciones” de los médicos.

“Eso de que lo golpearon es una gran mentira. No tenía ninguna marca de
golpeadura, todo es un invento de la propaganda contrarrevolucionaria.
Estamos muy dolidos con esta campaña que se ha formado, causante de un
gran dolor en la familia”, declaró la mujer, de acuerdo con Granma.

“Fíjese si estamos indignados, que el día del entierro, al hijo de mi
hermano, de solo 14 años, le dio tanto asco la postura de los
‘disidentes’, que les pidió que se fueran del cementerio”, añadió.

El diario también citó a Madelín Soto, la sobrina del opositor
fallecido, quien habría mostrado “sorpresa por la maniobra orquestada”.

“Fui a verlo al y no observé ninguna señal de .
Además, si le hubieran dado tan solo un arañazo, de seguro él me lo
hubiera dicho porque yo era de su entera confianza”, dijo la joven,
según la publicación.

Miembros de la disidencia interna aseguran que Soto García recibió una
paliza el 5 de mayo en el Parque Vidal de Santa Clara por negarse a
abandonar el lugar. Los policías le pegaron con porras de goma en las
piernas y en la espalda, y luego lo detuvieron.

El pastor bautista Mario Félix Lleonart aseguró que vio ese mismo día a
Soto García cuando se trasladaba por sus propios medios, muy adolorido,
al hospital, y que el disidente le contó que había sido fuertemente
golpeado por la Policía.

Soto García fue dado de alta horas después y tuvo que ser ingresado al
día siguiente en terapia intensiva.

Granma dijo que el estudiante de derecho Yasmil Pérez Rodríguez, esposo
de Madelín Soto, fue quien le llevó al hospital la segunda vez, el 6 de
mayo.

“Cuando llegué tenía sudoraciones, no se sentía los pies, e incluso
tuvimos que bajarlo del cuarto piso en un sillón de ruedas. Una vez en
la consulta del Arnaldo Milián, fue objeto de varios análisis,
recibiendo medicamentos de todo tipo, sin que hubiera una respuesta
favorable de su organismo. Ante su empeoramiento, lo remitieron a la
sala de terapia, donde permaneció ingresado hasta su deceso”, afirmó Pérez.

De acuerdo con el diario oficial, el estudiante dijo que estuvo con Soto
García desde las 9:00 a.m. del viernes 6 de mayo hasta el otro día,
“teniendo oportunidad suficiente para conversar con él, llevarlo al
baño, desvestirlo, y nunca observó el más mínimo síntoma de violencia en
su cuerpo”.

“Si fuera verdad lo que dice esa gente, de seguro él se lo hubiera
contado (a su sobrina) porque entre ellos dos no había secretos”, habría
declarado Pérez.

Granma dijo que el día de “la supuesta golpeadura, Juan Wilfredo estaba,
como de costumbre, desde horas muy tempranas en áreas del Parque Vidal”.

El periódico del PCC mencionó testigos como “un grupo de trabajadores
por cuenta propia dedicados a la venta de flores en el lugar, además de
otros obreros que laboran en la zona, quienes —según la publicación—
accedieron a narrar los acontecimientos”.

“Jorge Álvarez Cabrera, vendedor de flores, relató que cerca de las 9:00
a.m., escuchó a una persona gritando consignas contrarrevolucionarias y
vio que era Wilfredo, a quien conocía por su habitual presencia en el
lugar”, indicó el diario.

“Observé cuando dos agentes del orden público, uno de ellos mujer, lo
condujeron a la patrulla, sin que hubiera el más mínimo forcejeo, e
incluso, él montó por sí mismo”, dijo Álvarez Cabrera, de acuerdo con
Granma. Añadió que, al poco rato, vio nuevamente a Soto García en el parque.

Otros entrevistados por el diario, un dependiente y un lunchero del
Santa Clara Libre, no identificados, dijeron que Soto García
merendó en una cafetería de la instalación poco después.

El periódico, citó además declaraciones del doctor Néstor Vega Alonso,
especialista de Primer Grado en Interna, quien desde 2008
atendía con frecuencia disidente.

El médico dijo que Soto García ingresó este año en el hospital aquejado
“de un edema generalizado y de presión arterial elevada”.

“Luego, al profundizar el estudio, le detectaron una cardiopatía
dilatada, algo muy grave, además de la enfermedad de la gota y diabetes
mellitus, todo lo cual daba un pronóstico reservado de vida”, dijo el
diario.

Agregó el opositor varias veces acudió a consulta “con cuadros de
disfunción ventricular e hipertensión arterial, así como cifras muy
altas de triglicéridos, una de las causas más frecuentes de la
pancreatitis, enfermedad que a la postre provocó su muerte”.

El disidente Guillermo Fariñas, amigo del fallecido, dijo el martes que
él y otros opositores vieron el cuerpo de Soto García cuando lo llevaron
a la funeraria, antes de su entierro, el domingo. Aseguró que tenía
hematomas oscuros en la espalda y marcas rojizas en el abdomen.

La autopsia oficial, realizada por el doctor Ricardo Rodríguez Jorge,
arrojó, según Granma, que “la causa de fallecimiento fue una
pancreatitis aguda, con focos hemorrágicos a nivel de cola y cuerpo
pancreáticos, y producto de las patologías anteriores se alteraron todos
los parámetros por descompensación”.

De acuerdo con el diario, el especialista dijo que “en la necropsia no
se apreciaron signos de violencia a nivel externo, interno”. Respecto a
la versión de que la golpiza pudo ser el detonante de la pancreatitis,
el forense habría dicho que es “imposible”.

Miembros de la oposición interna y organismos internacionales como
Amnistía Internacional han pedido al régimen que autorice una
investigación independiente de lo ocurrido.

Granma dijo que las “evidencias” son “irrebatibles” y echó mano al
supuesto “aval de la Revolución” que, dijo, en más de cinco décadas no
ha tenido “un solo torturado, desaparecido o asesinado”.

La muerte de Soto García coincide con un aumento de las denuncias de
violencia contra los opositores por parte de la Policía y la Seguridad
del Estado.

http://www.ddcuba.com/derechos-humanos/4695-el-regimen-utiliza-la-familia-de-soto-garcia-para-apuntalar-su-version

Tags: , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *