Torture in Cuba
Calendar
November 2012
M T W T F S S
« Oct   Dec »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
Archives

En Cuba ahora no hay represores

[07-11-2012]

Ariel Lázaro Fernández González

(www.miscelaneasdecuba.net).- Reza un viejo refrán que el "Ladrón

siempre cree que todos son de su misma condición", nada más aplicable a

los que antes fueron rudos gendarmes del régimen y llegaron a ocupar

altos cargos dentro de éste, realizando atroces caserías contra los

luchadores pacíficos en Cuba y hoy se pavonean tranquilamente por las

calles del país de la sin el más tímido sonrojo.

Quizás para los que no conocen la realidad de la isla Crescencio Marino

Rivero y su esposa Juana Ferrer sean unos pobres ancianitos que se

cansaron de vivir en un lugar donde no hay libertad para nada y las

necesidades económicas se comen a los de su edad imponiéndoles fuertes

restricciones alimentarías debido a los bajos ingresos que perciben una

vez jubilados.

Pero no, estas dos personas no fueron unos simples mortales de paso por

esta tierra, fueron nada más y nada menos que altos oficiales del

Ministerio del Interior Cubano (MININT), el mismo que agrupa en sus

diversas ramas a los que se encargan de reprimir la llama de la libertad

y la concordia nacional con el propósito de perpetuar un sistema

decadente y poco viable.

Sencillamente verlos haciendo declaraciones luego que fueran

descubiertos por alguien me hizo sentir que en Cuba ya no hay

Represores, quieren hacer creer con un vocabulario populacho que eran

sencillamente los buenos de la película y que nunca hicieron nada contra

nadie, a pesar de que voces autorizadas como las de los disidentes y

presos políticos dicen lo contrario.

Resulta paradójico que desde su cargo de Director Jurídico de Prisiones

en Villa Clara desconociera los abusos, y esto lo hace cómplice de los

mismos aun sin participar, que se cometen contra los reclusos en las

cárceles, cuántas veces no leemos de esos actos ejecutados por los que

dirigen las prisiones y rara vez existe una acción contra los que los

ejecutan.

Recuerdo con mucha amargura los tres años que pase injustamente en una

cárcel dirigida por personas como el respetable Coronel Crescencio y fui

testigo de los innumerables maltratos a que son sometidos los

prisioneros, puedo mencionar más de una golpiza en la prisión 1580

ubicada en San Miguel del Padrón, donde el Teniente Calunga y sus

esbirros gozaban de total impunidad.

Quién duda que para llegar a ser un primer oficial, como lo eran esta

pareja de pobrecitos ancianos, hay que ser militante del Partido

Comunista de Cuba y cumplir sin miramiento las órdenes que se reciban,

es que acaso no está fresca en su mente la tortura conocida como la

"Silla del Dolor" la que fue vivida por el opositor Hugo Damián Prieto

Blanco en Ciego de Ávila.

El sufrimiento no se pude olvidar tan fácilmente y menos el que lacera

la carne de los que luchamos por la libertad y como dijo Guillermo

Fariña, "Rivero debe aceptar su pasado represivo y enfrentar las

consecuencias de sus actos", aunque realmente pienso que se les debe

deportar hacia Cuba y no volvérsele a permitir entrar en ese país,

incluso a ninguno de sus descendientes.

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=37605

Tags:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *