Torture in Cuba
Calendar
October 2013
M T W T F S S
« Sep   Nov »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
Archives

LA OPOSICIÓN SE ORGANIZA EN LA UNPACU

¿A quién temen los Castro?

A sus 82 años, el presidente cubano Raúl Castro está apretando las
tuercas a la oposición de manera creciente. Así lo atestiguan los datos
difundidos recientemente por la Comisión Cubana de Derechos Humanos y
Reconciliación Nacional (CCDHRN) y el reciente Examen Periódico
Universal (EPU) correspondiente a Cuba del Consejo de Derechos Humanos
de la ONU. Desde que dejó la interinidad y asumió definitivamente la
presidencia en 2008, Raúl Castro no ha parado de engrosar las cifras de
detenciones. Los datos de los últimos años crecen de forma exponencial.
En 2010 se confirmaron 2.074 casos de actos represivos contra miembros
de la oposición. En 2011 se incrementaron hasta llegar a 4.123. En 2012
alcanzaron los 6.602 y, en los nueve primeros meses del año, suman
3.631. CCDHRN, organismo integrado en la Federación Internacional de
Derechos Humanos, destaca en un reciente informe que septiembre ha sido
“el tercer mes con mayor represión documentada de los últimos cuatro años”.

¿A quién temen los Castro? En los últimos años, la oposición cubana ha
empezado a organizarse a través del movimiento Unión Patriótica de Cuba
(Unpacu). Sus representantes se reunieron este 2 de octubre en Madrid
con Fernando Maura, responsable de Internacional de UPyD y miembro del
consejo de dirección del partido magenta. “El proyecto de la Unpacu es
un proyecto de unión, de integración entre las distintas disidencias que
han poblado la isla y pretende una alternativa clara al régimen de los
Castro en base a la libertad y a la democracia”, señalaron desde UPyD
tras la reunión.

¿A quién temen los Castro? Al otro lado de la línea, en Cuba, está José
Daniel Ferrer, secretario ejecutivo de la Unpacu. “Yo creo que más que a
nosotros como organización prodemocrática que lucha de manera no
violenta, el castrismo le teme a esa masa de cubanos descontentos que
nos miran a nosotros como la opción para salir de la miseria. Nosotros
no le asustamos tanto, le asusta el pueblo. Día a día se nos está
sumando gente de todos los sectores de la población”, señala Ferrer.

Los datos recogidos por las organizaciones de derechos humanos constatan
sólo en septiembre “el aumento proporcional de las víctimas de
agresiones físicas (196), actos de repudio (165), actos vandálicos (160)
y otras formas ilegales de hostigamiento (116) por parte de la policía
política secreta y grupos parapoliciales”.

Policía política

Relata Ferrer algunos hechos que asegura haber vivido de primera mano:
“Cuando los opositores de la Unpacu se dan cita en un lugar público para
una manifestación, un evento o incluso un cumpleaños, la policía
política inmediatamente intenta disolverlos. Si los activistas se
niegan, traen brigadas especiales de la policía, los boinas negras, y
brigadas antimotines con escudos, gases lacrimógenos, escopetas
recortadas, y penetran en las viviendas, derriban puertas, golpean a las
mujeres en los senos y a los hombres en los ojos y en las costillas. De
noche apedrean viviendas de los opositores y lanzan cócteles molotov. A
los activistas que consideran más débiles los abandonan a las pocas
horas en cualquier lugar de la ciudad o en una carretera. A los que
creen más fuertes y mejor organizados, los retienen al menos un día sin
ninguna causa”, asegura.

Durante años, las denuncias de la oposición castrista han sido
examinadas con mucho escepticismo fuera de la isla, sobre todo por los
partidos europeos de izquierdas. La sombra de la mano de EEUU tras
muchos de esos movimientos genera enorme desconfianza sobre la
legitimidad de los opositores. Y la presencia de Cuba en el imaginario
revolucionario y antiimperialista es todavía muy fuerte. Casos como el
de Ángel Carromero no ayudan precisamente a despejar esas dudas. El 22
de julio de 2012, el dirigente de Nuevas Generaciones se vio involucrado
en un accidente en el que murió el activista opositor Oswaldo Payá
(además de Harold Cepero). En principio, Carromero aseguró que la
tragedia había sido un accidente. Sólo cuando Cuba le permitió cumplir
su condena por homicidio en España, Carromero cambió su versión
asegurando que el coche había sido embestido por un vehículo de los
servicios secretos de la isla.

Ferrer es cauto en este asunto: “Cuando Carromero empezó a aparecer en
televisión y dijo que era un accidente, dejamos de hablar sobre nuestras
sospechas de un posible asesinato. Después, ya en España, estas
declaraciones de Carromero de que fueron víctimas de un complot… En
esta situación nos gustaría que un grupo independiente de expertos
extranjeros hiciera una investigación para saber qué ocurrió realmente.
Lo raro de todo esto es que a Oswaldo Payá lo estaban siguiendo, como
nos siguen constantemente a todos los líderes de la oposición. Nos llama
la atención. Y nos extraña que el régimen no haya dicho: sí, es verdad
que los estábamos siguiendo y los oficiales tal y cual vimos todo lo que
ocurrió, lo filmamos… Entendemos que Carromero haya dicho aquí una
cosa y allí otra. Son pocos los seres humanos que aguantan con seguridad
y con firmeza los mecanismos de represión, macabros y muy conocidos”.

Miedo incontrolable

Sin embargo, Carromero no sufrió torturas físicas, se le señala al líder
opositor: “Yo he visto a ciudadanos europeos y americanos temblar cuando
les he dicho: tengan cuidado al irse, aquel es un vehículo de la
seguridad del Estado. Yo temblé también en momentos críticos. Cuando me
condenaron a muerte en 2003 por defender el ‘proyecto Varela’ [una
propuesta de ley de reformas políticas defendida por Payá]. Al verse en
el centro de detenciones de la Habana, Carromero pudo pensar cualquier
cosa. Están muy preparados para hacer sentir a un hombre el miedo mayor
que puede vivir una persona. Eso se lo aseguro porque lo he vivido en mi
carne”.

Inevitable hablar de la postura de Unpacu ante el bloqueo
norteamericano: “Estamos completamente en desacuerdo con toda medida
unilateral de embargo. Por ejemplo, EEUU no aplica las mismas medidas
contra otros gobiernos dictatoriales como el de China o Arabia Saudí. No
es justo ni moral que las aplique en Cuba. Y te digo más con esto del
embargo. Es todo muy hipócrita. Aquí vas a las tiendas en divisas y
están llenas de productos americanos: mayonesa, jugo de limón, crema de
cacao, alimentos que podríamos producir nosotros… En la Unidad de
Operaciones donde estuve detenido 30 días en 2003 había lámparas de luz
en los cuartos de interrogatorio y tortura. Las lámparas de las salas de
tortura eran General Electric. Americanas”.

Source: “¿A quién temen los Castro? – Noticias de Mundo” –
http://www.elconfidencial.com/mundo/2013-10-07/a-quien-temen-los-castro_37740/

Tags: , , , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments