Torture in Cuba
Calendar
September 2015
M T W T F S S
« Aug   Oct »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
Archives

Máscaras políticas: movimiento declarativo
Ni el Congreso de Estados Unidos ni la Iglesia Católica ni nadie pueden
operar como sustitutos del pueblo cubano
Arnaldo M. Fernández, Broward | 30/09/2015 9:07 am

Amén de venir delirando desde 1988 con su movimiento propositivo de
plebiscitos y leyes al parlamento castrista, la oposición pacífica o
cívica se desfoga en declaraciones y más declaraciones ante cualquiera.
El último grito de esta moda son las graforreas del Foro por los
Derechos y Libertades (FDL) sobre la visita del Papa y el embargo.

Al embargo corred…
Antes que toma de posición ciudadana, como dicen los cabos furrieles de
la insensatez disidente, la carta del FDL al Congreso de EEUU sobre el
embargo parece medida activa tomada por el G-2 para reforzar la imagen
de vendepatria que el gobierno no cesa de endilgar a la oposición y la
oposición no cesa de propiciar al gobierno.
Tras fracasar con el pregón de que “si todos marchamos los domingos, el
miedo y la dictadura se acaban”, el FDL apesta todavía más como cadáver
político sin enterrar al buscar apoyo en aquel Congreso con este planteo
desvergonzado: “El levantamiento del embargo, tal y como lo plantea la
administración, permitirá que la vieja élite transfiera el poder a sus
herederos políticos y familiares”.
Por si no se habían enterado, esa transferencia tendrá lugar con o sin
embargo, porque la clave radica en que no hay élite opositora con vigor
político para desbancar a la elite gobernante. Ni lo tendrá jamás por
incurrir en el mismo error vitando del exilio que señaló Antonio
Veciana: creer que los americanos van “a resolver nuestros problemas”.
Incapaces de llamar la atención del pueblo cubano y mucho menos del
parlamento castrista con su petición de amnistía, los lidercillos del
FPL se arrastran hacia un parlamento extranjero para pedirle que impida
el proceso sucesorio del castrismo con una medida que al anunciarse dio
un año de vida al castrismo (ver foto), pero no impidió su paso por las
etapas de niñez, adolescencia, madurez y vejez.
Estos lidercillos creen, además, que resolverán algo con su artilugio de
feria: meter una marcha cada domingo con la misma gente para dar pie a
la rutina represiva de llevarlos arrestados a “centros de detención y
tortura” sin que uno solo deje de salir vivito y coleando, a más tardar
el lunes, para reiniciar la marcha el próximo domingo. Esta noria
disidente no surtirá ningún efecto en Washington ni en ningún otro lugar
más allá de las hipócritas declaraciones de “profunda preocupación”. Y
mantener el embargo como quiere FDL no propiciará otra Cuba mejor.

Escuchad el sonido
Antes de marchar arrastrándose con una carta al Congreso americano, el
FDL sopló una declaración crítica del Papa Francisco y de “la posición
de la Iglesia”, en la misma cuerda de que otros se encarguen de llenar
el vacío de poder opositor —por falta de respaldo popular— y enfrenten
al gobierno, como si la Iglesia —o el Congreso de EEUU— tuvieran los
mismos intereses de la bandería opositora.
El FPL llamó a la Iglesia a retomar “un camino de compromiso con la
verdad, la justicia y la libertad”. Aparte de que cada cual tiene sus
propias nociones de verdad, justicia y libertad, este llamadito encubre
que el FDL no ha tomado un camino que lleve a la mayoría de los cubanos
a escuchar cómo suenan la verdad, la justicia y la libertad en la
orquesta del FDL.
Al aseverar que la Iglesia, con sus “muestras de aprobación hacia la
dictadura [y] el rechazo a escuchar las voces disidentes”, ha generado
“descontento en un amplio sector de cubanos creyentes y no creyentes”,
el FDL deja colgando cómo ese amplio sector no ha expresado entonces
ninguna contentura con FDL y sus muestras de desaprobación hacia la
dictadura y aceptación de las voces disidentes.
Así mismo el FDL expresó, al estilo del Departamento de Estado
americano, “gran preocupación” por la actitud del cardenal Jaime Ortega,
sobre todo por su negación de que haya presos políticos en Cuba. Siempre
habrá, como consecuencia de la dictadura de partido único, pero el
cardenal puede agregar a su criterio equivocado al menos cierto
resultado práctico, ya que en 2010 y 2014 intervino de algún modo para
que fueran liberados más de cien presos políticos. El FDL no puede
anotarse siquiera uno por gestión propia y su petición de amnistía tiró
la cosa a relajo al amalgamar unos cuantos presos políticos con muchos
más casos que no lo son en ningún país ni foro del mundo.

Coda
Ahora que el embargo está en baja global e incluso dentro de EEUU, el
FDL emprende su movimiento declarativo rastrero hacia el Congreso
estadounidense para sostenerlo. Ni ese Congreso ni la Iglesia ni nadie
pueden operar como sustitutos del pueblo cubano para solevantar la
oposición frente al gobierno. Muchos menos si ciertas banderías
opositoras como el FDL encauzan —y esto no puede hacerse sino a
sabiendas— su esterilidad política hacia Washington para confirmar la
socorrida tacha de plattista que el gobierno de Castro pega a toda
oposición y la patria no contempla orgullosa.

Source: Máscaras políticas: movimiento declarativo – Artículos – Opinión
– Cuba Encuentro –
http://www.cubaencuentro.com/opinion/articulos/mascaras-politicas-movimiento-declarativo-323733

Tags: , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *